La planificación ortodóncica se basa en un estudio riguroso de los problemas que presenta el paciente. Para ello se utilizan una serie de medios, algunos de los cuales presentamos a continuación.

Fotografía Intraoral, extraoral y oclusal

Las fotografías constituyen una herramienta imprescindible para conseguir ciertos objetivos muy importantes:

- Diagnóstico: Necesitamos excelentes imágenes de la cara y boca para evaluar muchísimos detalles del diagnóstico, difíciles o imposibles de ver en una exploración rutinaria. 

- Seguimiento del paciente: prácticamente en cada visita hacemos una serie de fotos de boca. En algunas ocasiones las complementamos con fotos faciales. Esas series de fotos nos permiten apreciar de forma sencilla y rigurosa la evolución del tratamiento, lo que nos aporta una información de gran valor y nos sirve como herramienta de aprendizaje. El análisis de las fotos es uno de nuestros mejores "maestros"

- Valoración de resultados: Tanto desde el punto de vista del paciente como del profesional es muy importante conocer los cambios que se han producido gracias al tratamiento. Las fotos nos permiten comparar la situación inicial con la final.

Contamos con un potente software (Dolphin®, Odontonet®) para el tratamiento y clasificación de las fotografías digitales.

Radiografía panorámica y teleradiografía

La radiografía panorámica, también conocida como ortopantomografía, nos aporta una visión completa de los dientes y de la estructura de los maxilares (hueso, articulaciones,...). Es fundamental para diagnosticar problemas eruptivos (por ejemplo de muelas del jucio), alteraciones de las raíces o del hueso de soporte de los dientes, enfermedades de los dientes (caries,...), problemas de las articulaciones mandibulares, quistes, etc. por lo que es una radiografía prácticamente imprescindible en los tratamientos de ortodoncia.

La telerradiografía es una radiografía lateral de cráneo necesaria para evaluar el patrón facial del paciente. La información que nos aporta tiene mucha importancia para el diagnóstico y para el pronóstico del caso. Sobre esta radiografía hacemos una serie de mediciones que constituyen la cefalometría, que se verá en el siguiente apartado.

 

Para el tratamiento y clasificación de las radiografías utilizamos un programa específico de gran potencia (Dolphin®).

Análisis cefalométrico

El análisis cefalométrico consiste en realizar una serie de mediciones sobre una radiografía de la cabeza para determinar si la estructura de los maxilares, su crecimiento, las posiciones de los dientes o el perfil facial están dentro de la normalidad, o tienen problemas que debamos tratar.

A partir del análisis cefalométrico se obtiene una valiosa información que nos ayuda en el diagnóstico y pronóstico del tratamiento ortodóncico, lo que nos facilita elegir el tratamiento más indicado para cada paciente.

Utilizamos el software Dolphin® para realizar esta tarea de la forma más eficaz posible.

Simulación de tratamiento

Se puede utilizar un software específico (Dolphin®) para predecir de forma aproximada cómo va a afectar el tratamiento al perfil del paciente. Esto es útil para cualquier tratamiento de ortodoncia pero es de fundamental importancia en la planificación de los tratamientos combinados de ortodoncia y cirugía maxilofacial.
La simulación del tratamiento es un proceso que incorpora valores reales de la anatomía del paciente ya que está basada en datos obtenidos directamente de la cefalometría y de la superposición de la fotografía del perfil facial. Por medio de programas de "morphing" podemos visualizar los cambios faciales esperados como resultado del tratamiento. 

La predicción nos es de gran utilidad a la hora de la planificación del tratamiento y de la toma de las decisiones más adecuadas para cada paciente.