La ortodoncia tiene como finalidad modificar las posiciones de los dientes para conseguir una mejor estética dentofacial y una oclusión que permita un adecuado funcionamiento mandibular y una buena salud bucal. En los pacientes en crecimiento se puede, además de mover los dientes, mejorar el crecimiento de los maxilares en aquellos casos que lo precisan.
Para conseguir estos efectos es preciso utilizar APARATOS DE ORTODONCIA.